Salud Oral

Lo que Usted Puede hacer para Mantener Buena Salud Oral

Tome agua fluorizada y use una pasta dental con fluoruro. La protección del fluoruro contra las caries dentales funciona en todas las edades.

Cuide de sus dientes y encías. El cepillado de dientes y uso de hilo dental riguroso para reducir la placa dental pueden prevenir la gingivitis – la forma más leve de la enfermedad de las encías.

Evite el tabaco. Además de los riesgos generales del tabaco para la salud, los fumadores tienen 7 veces el riesgo de desarrollar enfermedad de las encías en comparación con los no fumadores. El consumo de tabaco en cualquier forma – cigarrillos, pipas y el tabaco sin humo (de mascar) – aumenta el riesgo de enfermedad de las encías, cánceres orales y de la garganta, e infección oral por hongos (candidiasis). El tabaco de mascar que contiene azúcar aumenta el riesgo de caries dentales.

Límite el alcohol. El consumo excesivo de alcohol también es un factor de riesgo para los cánceres orales y de la garganta. Cuando se consumen solos, el alcohol y el tabaco son factores de riesgo para los cánceres orales, pero cuando se consumen en combinación los efectos del alcohol y el tabaco son aún mayores.

Aliméntese sabiamente. El evitar los azucares y almidones al picar entre comidas se aplica tanto a los adultos como a los niños. Limite el número de bocadillos consumidos durante todo el día. Las cinco porciones diarias recomendadas de frutas y vegetales ricos en fibra estimulan el flujo salival para ayudar en la remineralización de las superficies dentales con las primeras etapas de caries dentales.

Visite al dentista regularmente. Los chequeos pueden detectar las primeras señales de problemas de salud oral y pueden conducir a tratamientos que prevendrán daños adicionales y en algunos casos revertir el problema. La limpieza dental profesional (profilaxis) también es importante para la prevención de problemas orales, especialmente cuando el auto-cuidado es difícil.

Los pacientes diabéticos deben trabajar para mantener el control de su enfermedad. Esto ayudará a prevenir las complicaciones de la diabetes, incluyendo un aumento del riesgo de enfermedad de las encías. Si los medicamentos producen resequedad en la boca, pregúntele a su médico si hay otros medicamentos que pueden ser sustituidos.

Hágase un chequeo de salud oral antes de comenzar tratamiento de cáncer. Radiación a la cabeza o el cuello y/o la quimioterapia pueden causar problemas a sus dientes y encías. El tratar los problemas de salud oral existentes antes de comenzar la terapia de cáncer puede ayudar a prevenir o limitar las complicaciones orales o daño al tejido.